Previo al cierre de la Basílica de Guadalupe por la pandemia de Covid-19, cientos de feligreses hacen fila para entrar al templo.

La Basílica de Guadalupe de Ciudad de México registró este viernes filas de feligreses que se adelantaron una semana al Día de la Virgen, fecha en la que está previsto el cierre del templo para evitar aglomeraciones ante la pandemia de covid-19.

La misa de las 14.00 horas congregó a aproximadamente un centenar de fieles haciendo fila a las puertas del templo, conscientes de que el día 12 de diciembre, en el aniversario de la aparición de la Virgen morena, no podrán acercarse a ella.

“Pensando en que no podíamos venir para el 12, vinimos antes.

Nos tomaron la temperatura y nos dieron un gel, nada más. Nos checaron (revisaron) que estuviéramos bien”, enfatizó

La primera feligresa en la fila, Violeta Rosas, también se dijo consciente de la necesidad de “respetar la sana distancia”, antes de asegurar “católicamente” que esta pandemia está “pasando por algo” y que merece una reflexión.

“Las personas que han muerto por coronavirus están más cercanas hoy a Dios. Los que nos quedamos a vivir lo difícil somos los que estamos aquí”, expresó.

Rosas explicó que visita la Basílica cada año o que, al menos, celebra a la Virgen desde su casa cada vez que llega su aniversario.

Covid-19. Cientos hacen fila para entrar a la Basílica de Guadalupe

“Vengo desde hace como 26 años, desde hace 26 años vengo a la basílica a dar gracias a la Virgen principalmente por los favores que nos hace a la familia. Es una tradición que adquirí de mi mamá”, reveló.

Cada año, como Violeta Rosas, unos 10 millones de creyentes se dan cita el 12 de diciembre en el templo capitalino para celebrar a la Virgen morena, tras días de peregrinación desde distintos puntos de todo el país.

La primera feligresa en la fila, Violeta Rosas, también se dijo consciente de la necesidad de “respetar la sana distancia”, antes de asegurar “católicamente” que esta pandemia está “pasando por algo” y que merece una reflexión.

“Las personas que han muerto por coronavirus están más cercanas hoy a Dios. Los que nos quedamos a vivir lo difícil somos los que estamos aquí”, expresó.

Rosas explicó que visita la Basílica cada año o que, al menos, celebra a la Virgen desde su casa cada vez que llega su aniversario.

“Vengo desde hace como 26 años, desde hace 26 años vengo a la basílica a dar gracias a la Virgen principalmente por los favores que nos hace a la familia. Es una tradición que adquirí de mi mamá”, reveló.

Cada año, como Violeta Rosas, unos 10 millones de creyentes se dan cita el 12 de diciembre en el templo capitalino para celebrar a la Virgen morena, tras días de peregrinación desde distintos puntos de todo el país.

Ante esa situación, que incluso ha llevado a las autoridades a pedir que la gente no salga de casa, el radiólogo Aníbal Muñoz, que acudió este viernes a ver a la Virgen de Guadalupe “de imprevisto”, pidió al resto de feligreses “tomar las medidas que están señalando” porque “no es un juego esto”.

“Se había dicho que había tocado a puro adulto, y ahorita ya hay casos de jóvenes. Se está viendo en los hospitales que hay muchísimos casos de covid. Yo lo veo en el hospital”, avisó.

Durante estas semanas, a las 19 horas se rinde una misa a la Virgen María donde se le cantan Las Mañanitas (Foto: Cuartoscuro)

La fe por la Virgen de Guadalupe surgió en México el 12 de diciembre de 1531, cuando el mito dice que esta Virgen morena se le apareció al indígena Juan Diego, canonizado en 2002 por el papa Juan Pablo II, en el Cerro del Tepeyac, a cuyos pies se ubica hoy la basílica.