Como se tenía previsto, a primera hora del lunes 7 de diciembre Baja California ingresó al semáforo rojo dentro de las cuatro clasificaciones del sistema de monitoreo para COVID-19 en México. Con el cambio comenzaron una serie de restricciones que buscan disminuir la movilidad del novedoso coronavirus entre la población.

En la transmisión informativa del domingo, el secretario de Salud del estado, el doctor Alfonso Pérez Rico detalló que las medidas de restricción como reducción de aforos y cierres de actividades están vigentes en todo el territorio y que se irán ajustando a lo largo de la semana.

A continuación los detalles:

  • Gimnasios, albercas, casas de masaje y spas: Cerrados
  • Deportes profesionales: Solamente juegos a puerta cerrada. No se permite afición
  • Cines, teatros, museos, eventos culturales y casinos: Al 30% de su capacidad
  • Centros comerciales: Al 25% de su capacidad
  • Centros religiosos, iglesias, templos, sinagogas: Cerrados
  • Eventos masivos, centros recreativos, conciertos, parques de diversiones, balnearios y ferias: Cerrados
  • Hoteles y ocupación hotelera: Al 30% de su capacidad sin áreas comunes
  • Centros nocturnos, bares y salones de eventos, aun al aire libre: Cerrados
  • Restaurantes y cafeterías: Al 30% de su capacidad
  • Peluquerías, estéticas, barberías: Al 15% de su capacidad, solo con citas
  • Parques, plazas y espacios públicos: Al 25% de su capacidad
  • Mercados y supermercados: Al 50% de su capacidad.

El titular de la Secretaría de Salud, dijo que esperan la colaboración de la población para que las restricciones permanezcan de 10 a 14 días y que las cifras les ayuden a regresar al nivel naranja.

De la misma forma advirtió que si los números de casos siguen aumentando, en un escenario adverso, habrá más cierres y restricciones.

Leer; Gobernador Bonilla vuelve a dar positivo al COVID-19

Tras permanecer ausente en las transmisiones informativas diarias el domingo y el lunes, se dio a conocer que el gobernador Jaime Bonilla se encuentra en aislamiento, ya que se confirmó que se encuentra infectado con el virus SARS-CoV-2.

“El gobernador hace 48 horas comienza a presentar síntomas compatibles con el COVID-19 a razón de escalofríos y artralgias (dolor en las articulaciones)”, dijo Pérez Rico. “El gobernador está en periodo de convalecencia, está bien, se está recuperando en su domicilio y esperamos una recuperación completa en los próximos días”.

Es la segunda ocasión que el funcionario da positivo a la prueba, ya que anteriormente el mismo gobernador reconoció que tuvo el virus en marzo aunque le aplicaron una prueba química que resultó negativa, pero un segundo examen reveló que tuvo la enfermedad.

Según declaraciones de Pérez Rico, otros dos funcionarios se encuentran con síntomas. Se trata de Mario Escobedo, titular de la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo y Karen Postlethwaite Montijo, secretaria de Infraestructura Desarrollo Urbano Territorial.