Hace algunos meses te compartí aquí mi punto de vista respecto de la obligación que tendríamos -al menos los que vivimos en México– de vacunarnos contra la Covid-19 cuando estuviera aprobada por las autoridades. Hoy, teniendo una política nacional aprobada por el gobierno federal consideré oportuno retomar esas líneas.

Debemos tener en cuenta que, en México, la Ley General de Salud (LGS) señala en su artículo 139, fracción III, que los particulares nos encontramos obligados a aplicarnos vacunas contra infecciones del aparato respiratorio y la Covid-19 es una de ellas.

Por si quedara duda, la misma LGS establece (artículo 144) que la vacunación contra enfermedades transmisibles es obligatoria. Incluso, la vacunación es considerada como una medida de seguridad sanitaria y para casos como el del coronavirus, la ley establece (artículo 408) que las autoridades deben ordenar la vacunación de personas como medida de seguridad.

¿Qué te puede pasar si te opones a vacunarte? Conforme a la Ley General de Salud, las sanciones van desde una amonestación, pasando por una multa y un arresto de hasta 36 horas. Pero cuidado, la multa por oponerse a que la autoridad sanitaria aplique vacunas a la población, o en su caso, negarse a que te la apliquen, puede costarte casi 3 millones de pesos (artículo 422).

Todo ello tiene por supuesto un sentido lógico. Si una persona dice que por motivos religiosos o personales no se va a vacunar -seguramente conoces a alguien que ya te dijo que no va a querer ponerse la vacuna contra la Covid-19– no solamente se está poniendo en riesgo a ella misma, sino que además nos pondrá en riesgo a todos.

Allí es cuando el gobierno tiene la obligación de protegernos, no puede ser flexible y dejarlo a la conciencia o libre elección de la población. De otra forma, se corre el riesgo de jamás erradicar una enfermedad tan altamente transmisible como la que nos tocó enfrentar en este 2020.

Para tu tranquilidad es importante que tengas en cuenta, que en virtud que el gobierno federal ha estipulado que solamente por su conducto se comprarán, distribuirán y aplicarán las vacunas contra la Covid-19, tienes, en términos de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, derecho a saber y conocer datos tan relevantes como los lotes, los fabricantes, estados físico, o el responsable de la cadena de distribución, entre otros.

Lo dije hace unos meses, y lo repito ahora, la medida y la aplicación de las leyes puede generar polémica, pero debemos recordar que el bien común siempre está por encima del particular, más en estos casos, donde la vida de millones está en riesgo.

Entonces ¿te vas a poner la vacuna cuando te toque?