Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, advirtió que, a pesar de que próximamente la vacuna contra COVID-19 se aplicará en México, todos los países del mundo corren el riesgo de presentar rebrotes de la enfermedad. En este sentido, señaló que aún no es momento de manifestar cariño a través de acercamientos físicos.

Todavía no, ya habrá tiempo de besarnos y abrazarnos y festejar, pero no sería adecuado hacerlo de manera inmediata porque el proceso mismo de vacunar nos va a llevar varios meses en México. Pero mientras la epidemia siga activa en cualquier rincón del mundo, también el propio país y todos los países corremos riesgo de reemergencia

“Entonces, si liberamos demasiado rápido la actividad social vamos a tener indudablemente repuntes incalculables en su magnitud que podrían poner en riesgo a la población. Por eso aquí es esperanza y prudencia”, señaló

El funcionario hizo un llamado a la población a no bajar la guardia ante la enfermedad de COVID-19 (Foto: Reuters / Carlos Jasso)

El funcionario hizo un llamado a la población a no bajar la guardia ante la enfermedad de COVID-19

En octubre pasado, el hombre encargado de comunicar las acciones del gobierno federal frente a la epidemia de coronavirus fue captado en lo que parece ser una cita. Acompañado por una mujer de identidad desconocida, el funcionario rompió la sana distancia al darse un beso en un restaurant de la Ciudad de México.

Desde que inició la emergencia sanitaria por coronavirus, la Secretaría de Salud (SSa) ha recomendado a la población implementar las medidas de higiene y distanciamiento social para evitar la propagación de la enfermedad.

Al día de hoy, el panorama parece alentador, pues el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador anunció el arranque de una campaña de vacunación nacional en contra de la enfermedad de COVID-19.

Los primeros en recibir la vacuna contra COVID-19 será el personal médico que atiende a los pacientes infectados con el virus (Foto: Europa Press)

Para que esto sea posible, el laboratorio Pfizer entregará 34.4 millones de dosis; sin embargo, su llegada al país será escalonada. En diciembre, el gobierno prevé recibir 250,000 dosis; de enero a marzo de 2021, arribarán un millón cada mes; y por último, en abril, serán 12 millones.

“De nuevo, en abril va a haber más producción, por eso los números crecen, pero lo importante era empezar en diciembre, si no, no estaríamos escuchando el plan de vacunación el día de hoy y eso es un gran logro de México”, expuso Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, en la conferencia de prensa matutina.

En tanto, López Gatell señaló que al aplicar la vacuna contra COVID-19 provocará que una proporción de la población desarrolle resistencia al virus SARS-CoV-2.

“No es indispensable en términos epidemiológicos llegar al 100% de inmunes para que se precipite el control epidémico. Lo que de ninguna manera quiere decir que el porcentaje que resta ya no vaya a ser cubierto, que quede muy claro. El objetivo de la vacunación contra COVID-19 en México es universal”, explicó.

Asimismo, negó que la “inmunidad de rebaño” sea útil para controlar la transmisión de la enfermedad, idea que generó confusión entre las personas.

Hasta este martes 8 de diciembre, la SSa reportó 1,193,255 casos positivos y 110,874 defunciones acumuladas por COVID-19 en México (Foto: Europa Press)

Aunado a esto, advirtió que ningún ensayo clínico de vacunas contra COVID-19 ha arrojado la evidencia necesaria para permitir su aplicación en menores de 18 años.

Nadie en este momento podría, ética y legalmente, autorizar que se vacune con los productos existentes a
menores, ya que la respuesta inmune y la seguridad de estos aún no ha sido probada directamente en menores de edad

La SSa informó este martes 8 de diciembre sobre la epidemia de COVID-19 en México. De acuerdo con los datos recopilados por la dependencia, en 24 horas se registraron 11,006 contagios y 800 muertes causadas por la enfermedad.

Con estas cifras se acumulan 1,193,255 casos positivos y 110,874 defunciones. Asimismo, hay 40,677 casos sospechosos con posibilidad de resultado, 1,472,266 negativos y un total de 3,053,713 personas estudiadas desde el primer caso registrado en el país.