«Uno se acostumbra a ahorrar ante la falta de certeza en los pagos», mencionó un profesor de la institución

Ante el recrudecimiento financiero de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) en los últimos cinco años a partir del mes de octubre, la situación económica no es del todo fácil para todos algunos profesores, porque en ciertos casos dependen del puntual depósito para medio vivir dignamente.

Este es el caso de un profesor de la facultad de psicología de la ‘Casa de Hidalgo’ desde hace 15 años, quien subraya que cuando comenzó como docente, no prevenía cuándo habría falta del pago puntual de su quincena, ya que no ahorraba y entonces «sí le sufría, tenía que pedir prestado o me iba con mis padres para solventar gastos»

Arturo Honold, profesor de la Facultad de Psicología de la UMSNH, así como maestro en Sexología, relató que a partir de septiembre de 2015, ya prevé esta situación y siempre ahorra, para ya no verse en la necesidad de que se le acabe dinero antes de lo previsto.

Sin embargo, subraya que hay mucha plantilla de los profesores que apenas ganan 7 mil pesos al mes que dependen enteramente de su quincena, y que cuando llega el final de año, «realmente sufren».

«La diversidad de plazas en la facultad es enorme, imagínate en la Universidad, hay salarios desde 6 mil, siete mil pesos, hasta los de los investigadores que van hasta los 50 mil, 60 mil pesos, por que la situación de cada docente y área es distinta, sin embargo, no pueden dejar de pagar.

Además, Honold recalca que el atraso en el pago puntual de la nómina docente, no solo recae en que se atrasan pagos de renta y servicios, sino también de las tarjetas o los créditos que en ese momento se estén pagando.

En lo referente a este año, si bien enfatizó que la Universidad procuró que no se presentara la misma situación desde septiembre u octubre, sino hasta esta primer quincena de diciembre, ya tuvo que hacer ajustes en sus finanzas para solventar los gastos adquiridos en este mes.

«Siempre descontrola la puntualidad del depósito, porque hay pago automático de todos los servicios que uno tiene que cubrir en el mes. En este año fue hasta esta primera quincena de diciembre, esperemos que lo puedan cubrir cuanto antes», dijo.

A pregunta expresa si lo habitual de la falta de dinero en el último trimestre del año en la Máxima Casa de estudios de Michoacán, le quita prestigio como institución de nivel superior, fue enfático en decir que no, «puesto que no es un problema que haya generado la misma institución, sino la falta de control en la administración de recursos del gobierno del estado».

Al final ponderó que aún con los problemas financieros que atraviesa la Casa de Hidalgo, está dentro de las 10 mejores Universidades a nivel nacional.