La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, negó haber actuado tarde para controlar el número de contagios por la Covid-19 o que se estén manipulando las cifras como afirmó hoy en un artículo The New York Times.

“Primero es que han buscado, durante toda la pandemia, una diferencia entre el Gobierno de México y el gobierno de la ciudad. Y están totalmente equivocados. Siempre hemos tenido una comunicación permanente. Se hizo una definición para la Ciudad de México. No hay ninguna diferencia”, sostuvo.

En conferencia de prensa, la mandataria explicó que desde el 4 de diciembre se había contemplado que durante dos semanas la ciudad se mantendría en semáforo anaranjado.

“Hemos sido muy responsables en la administración que conduzco, en el gobierno que conduzco, en la atención a la pandemia. Hemos dado un seguimiento diario. Hemos hecho acciones en la ciudad.

Cuando se tuvo que declarar el semáforo rojo, lo hicimos. Y previamente sabiendo que se venía el incremento de las hospitalizaciones (…) decidimos mostrar que estábamos en alerta por Covid”, detalló.

A principios de diciembre, el Gobierno de México tenía datos sobre la Covid-19 que deberían haber resultado en un cierre inmediato en la Ciudad de México, sin embargo, mantuvo la ciudad abierta por dos semanas más, señala un análisis publicado por The New York Times.

“El virus se propagaba rápidamente, las hospitalizaciones aumentaban y los ventiladores se estaban agotando.

A pesar del aumento, los funcionarios federales aseguraron al público durante una sesión informativa el 4 de diciembre que la Ciudad de México no había alcanzado el nivel crítico de contagio que, según los propios estándares del gobierno, requeriría cerrar su economía”, dice el artículo del medio estadounidense que, según su análisis, para ese entonces ya se había superado el umbral establecido para el cierre.

Sheinbaum niega haber actuado tarde o manipulado cifras de Covid