El municipio considera nuevos proyectos turísticos ahora que es oficialmente el noveno Pueblo Mágico de Michoacán.

Reordenar las actividades que realizan unos mil 500 comerciantes ambulantes en esta cabecera municipal, así como mejorar la cobertura del transporte público, además de la recolección de basura y alumbrado público, fueron los principales retos que enfrentó el gobierno municipal de Paracho para que el gobierno federal le otorgara el distintivo de Pueblo Mágico.

Para el diseño de las nuevas políticas públicas el Ayuntamiento aprobó la creación del Comité Pro Pueblo Mágico, integrado por representantes de los diversos sectores de la sociedad, desde restauranteros hasta hoteleros, así como fabricantes en serie y artesanos de guitarras, violines y juguetes de madera, entre otras artesanías y servicios lo que incluyen buscar la relación con municipios vecinos para considerar la creación de rutas turísticas, informó el alcalde José Manuel Caballero Estrada.

Luego de que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Turismo, entregó el respectivo folio al municipio como aspirante a Pueblo Mágico, la dinámica que se siguió fue mantener una constante comunicación con la dependencia federal para atender solicitudes o informes adicionales al expediente elaborado en primera instancia, el cual fue entregado con base en todos los requisitos señalados en la convocatoria realizada exprofeso para todos los municipios del país que buscan este distintivo, y que este día culminó con el nombramiento de 11 Pueblos Mágicos, entre ellos Paracho.

Para la Capital Mundial de la Guitarra, el principal reto significó unificar el comercio informal, sobre todo a través de establecer una cromática y diseño único para las armazones de los puestos, lo que incluiría el que los oferentes porten uniforme.

Se instalarían solamente dos tianguis por semana en esta cabecera municipal, los jueves y domingos, uno de ellos a espaldas del palacio municipal, espacios que son la opción principal de abasto para los residentes de comunidades vecinas.

Un proceso de reubicación no es posible por el momento, ante la carencia de espacios en el primer cuadro de esta localidad, así como de recursos para edificar nuevos complejos comerciales, por ello que lo más aceptable es esa unificación entre los oferentes de alimentos, ropa, calzado y utensilios para el hogar, entre otros, señaló el alcalde.

Uno de los proyectos en el municipio será enriquecer el menú de atractivos, por ejemplo, la “Ruta de la Guitarra” la cual consiste en ofrecer al visitante recorridos por los talleres y fábricas de estos instrumentos musicales, incluidos los violines, con el fin conocer a detalle el magnífico oficio de los lauderos.