Junto con el Santo, Blue Demon es una de las máximas figuras de la lucha libre mexicana, además en la actualidad es todo un símbolo de la cultura popular.

En Villa de García, Nuevo León, nació Alejandro Muñoz Moreno el 24 de abril de 1922, pero fue registrado en Rodríguez, Coahuila. A corta edad abandonó la escuela, cursando solo hasta el cuarto año de primaria.

De joven trabajó en el campo y aprendió a tocar el trombón, hasta que decidió abandonar el pueblo en el que vivía, el cual se llamaba La Rinconada, y fue a probar suerte a Monterrey.

Ahí trabajó como peón y asistente de Maquinista. Justo en esa época conoció a Rolando Vera, un luchador que también llegó a ser reconocido nacionalmente.

Él fue quien llevó por primera vez a entrenar a Alejandro y el responsable de que más adelante naciera una leyenda.

Después de tres años de entrenar, en 1948 debutó con el nombre del Tosco Muñoz, pero duro pocos meses con ese nombre y adoptó el que lo llevaría a la fama.

Portando un traje y una máscara completamente azules, en ese momento nació Blue Demon.

Después de un tiempo luchando en Monterrey, Demon decidió viajar a la Ciudad de México, donde se unió a la Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL), hoy CMLL.

Con poco tiempo en la compañía demostró su calidad casi de inmediato y en 1949 fue nombrado como el novato del año.

Junto a Black Shadow, Blue Demon formó una espectacular pareja, formando a los Hermanos Shadow; incluso cuando en 1952 el Santo desenmascaro a Black, el también apodado el Manotas prometió venganza, pero nunca se dio la lucha de apuestas.

Cuando estaba en el ocaso de su carrera, el 16 de diciembre del año 2000, sufrió un infarto en las calles de la Ciudad de México, el cual fue le costó la vida.

En sus vitrinas hay infinidad de campeonatos, pero sobresalen las máscaras del Matemático y el Rayo de Jalisco, además tuvo las cabelleras de Scorpio y el Cavernario Galindo. En su etapa como actor, realizó 25 películas.