«León es el rival a vencer en la final», expresa el argentino Juan Ignacio Dinenno de cara al partido de vuelta contra el León

El argentino Juan Ignacio Dinenno, delantero de los Pumas de la UNAM, reconoció este viernes que su equipo no es favorito para derrotar al León en la final del Apertura 2020 del fútbol mexicano.

“León es el rival a vencer en la final, venimos haciendo trabajo de hormiga con mucha voluntad y fútbol, construyendo lo que el León ya tiene construido, una mentalidad y estilo de juego”, expresó en rueda de prensa a dos días de que se dispute la vuelta de la final el próximo domingo en León.

Dinenno aseguró que para derrotar a los Panzas Verdes tendrán que hacer “lo imposible”, pero confía en su plantilla, que en el partido de ida le sacó como local un empate 1-1 al León.

“Es un partido difícil como cualquier final, para lograr el campeonato debemos hacer lo que parece imposible, pero creo que este grupo ha demostrado que puede todo y enfrente tenemos un gran rival al que debemos saber cómo doblegarlo y que pierda por primera vez como local en el torneo”, añadió.

El argentino de 26 años reveló que el simple hecho de pertenecer a los Pumas, uno de los equipos más populares en México, lo motiva para entregar su máximo en el terreno de juego.

“Para ganar una final no importan los merecimientos, sino la eficacia, tuvimos un buen partido en la ida, de los mejores del año por la dificultad del rival, pero tenemos un sabor amargo”, explicó.

Dinenno destacó la resiliencia de los Pumas, que a tres días de iniciar el Apertura 2020 se quedaron sin entrenador debido a la renuncia del español Miguel González Míchel.

“El partido del domingo será el más importante de mi carrera, me encuentro con la misma ilusión del día uno y estoy emocionado de consumar mi paso con un título. He mejorado mi juego individual y eso ha hecho que aporte en lo grupal”, comentó.

El antiguo futbolista del Deportivo Cali colombiano reconoció el trabajo hecho por el técnico Andrés Lillini, quien de ser interino pasó a renovar por dos años al frente de Pumas, y de su auxiliar, Israel López.

“La dupla técnica ha hecho un trabajo espectacular, ellos confiaron en nosotros y nosotros en ellos, aportaron en el juego y la parte humana”, concluyó.