El gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, advirtió que si los contagios y muertes por Covid-19 no disminuyen para el 4 de enero, Michoacán podría regresar al aislamiento obligatorio y al cierre total de actividades, excepto las esenciales.

El mandatario estatal, señaló que si en esta la semana no se siguen los acuerdos y medidas que se tomaron en el estado, se pondrán en marcha medidas más drásticas, para evitar que se llegue a semáforo rojo.

Informó que el fin de semana se clausuraron 26 eventos masivos en Morelia, Uruapan, Lázaro Cárdenas, y Zitácuaro; además de que en 22 municipios se han incrementado los casos positivos de Covid-19 en forma alarmante y 7 localidades más están en ese riesgo.

En ese sentido detalló que municipios pequeños como Queréndaro, José Sixto Verduzco, Puruándiro, Huetamo, Cuitzeo, y Álvaro Obregón, también están registrando aumento de casos, lo cual se originó a partir del periodo de fiestas de fin de año, lo que indica que los contagios se dieron a partir de gente que llegó de visita del extranjero o de otras partes del estado o de país.

Sobre la vacuna, señaló que aún no se sabe cuándo llegará al estado, pero que en cuanto esté disponible, los primeros en recibirla serán el personal médico, grupos vulnerables y personas de escasos recursos.