De cara a los festejos del mes de diciembre y de fin de año, el llamado del Gobierno del Estado a las y los michoacanos es a privilegiar la salud para evitar la propagación del COVID-19 y de esa manera romper la cadena de contagio.

Por ello, se sugiere programar las compras o aprovechar los sistemas en línea para evitar la saturación en mercados públicos, plazas comerciales o establecimientos en general, en los que existe el riesgo de contraer la enfermedad.

Pese a que Michoacán no está en un escenario de rebrote ni con un sistema de salud colapsado, como sucede en otras entidades de la República, no está exento de ningún peligro, por lo que es indispensable no bajar la guardia para cuidar la salud y la vida de los ciudadanos.

En este contexto es necesaria la responsabilidad ciudadana y evitar organizar o acudir a reuniones numerosas en casas, restaurantes o bares, donde no se respeten las reglas sanitarias y se ponga en peligro mortal a la población.

Igualmente, se deben atender en todo momento las recomendaciones emitidas por las autoridades de salud, tales como usar cubrebocas en todo momento, guardar la sana distancia y no acudir a sitios concurridos.

Es de destacar que el pasado lunes el Gobernador Silvano Aureoles Conejo adelantó que se prepara un protocolo que incluye la cancelación de eventos con concentración de gente, tales como posadas, peregrinaciones o verbenas populares.

El mandatario indicó que se pondría especial atención en los municipios considerados de mayor riesgo, los cuales son: Morelia, La Piedad, Lázaro Cárdenas, Zitácuaro, Uruapan, Zamora, Pátzcuaro, Hidalgo, Maravatío, Apatzingán, Zacapu, Tarímbaro, Tacámbaro, Sahuayo, Los Reyes.

En estos municipios, continúa el fallecimiento de personas por el COVID-19, situación que se vuelve más preocupante debido al inicio del periodo invernal y con ello el virus de la Influenza y la presencia del Dengue.

Para este efecto las patrullas de la Policía Michoacán y los Guardianes de la Salud, realizan recorridos por las calles, colonias y barrios, invitando a la población a cuidarse y a evitar que se relajen las medidas ordenadas por la Secretaría de Salud.