El personal médico de la Secretaría de Salud y cientos de miembros del Ejército mexicano participaron de simulacros de vacunación contra el coronavirus en el Colegio Militar del Ejército en la Ciudad de México.

Así fue el simulacro de llegada y traslado de vacunas contra Covid-19 - El  Sol de México

Alrededor de un centenar de soldados fueron vacunados contra la gripe durante los simulacros organizados con el fin de evaluar y corregir problemas logísticos para optimizar los procedimientos una vez que lleguen a México las dosis de la vacuna anti-COVID de Pfizer.

El pasado 12 de diciembre, el Gobierno de México autorizó el uso de emergencia de la vacuna del laboratorio Pfizer. También informaron que la vacuna no estará a la venta y que su aplicación será universal y gratuita.

«Nadie en el sector privado puede venderla, sería un fraude si alguien quiere cobrarla», dice el comunicado del Gobierno.

“La intención es garantizar que la población reciba la vacuna y comprobar la seguridad de la misma”, dijo a medios Miriam Esther Veras Godoy, directora general del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia.

México firmó contratos con AstraZeneca por 71,2 millones de dosis; con Pfizer, por 34.4 millones; con CanSino, hasta por 35 millones, y se encuentra en análisis la formalización de un contrato con Janssen por 22 millones de dosis.

El simulacro, según destacó el coronel de infantería de la Sedena, Virgilio Gómez, tuvo como principal objetivo “verificar detalles ajustar para que nos sirva experiencia de manera eficiente y eficaz”.

El objetivo era garantizar la logística que se requiere para conservar las inmunizaciones a -70 grados centígrados, así como su descongelación y refrigeración entre 2 y 8 grados durante no más de 5 días.

En total, explicó Gómez, se involucrarán a 300 personas, correspondientes a la Sedena y de la Secretaría de Salud para vacunar a unos 107 mil profesionales médicos en Ciudad de México, mientras que en Coahuila la vacuna se aplicará a otras 17 mil personas.

Con esto, dijo, se logrará inmunizar al 70% del personal de primera línea que lucha contra el coronavirus en ambas ciudades.

El Centro de Vacunación está constituido por cinco módulos y cuentan con 12 células de vacunación que podrán estar aplicando la vacuna en un tiempo aproximado de tres minutos cada una y podrían inmunizar hasta a unos 400 trabajadores en un día.

Esto ocurre después de que el viernes pasado la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó el uso en emergencia de la vacuna de Pfizer y BioNTech.

México se convirtió en los primeros países del mundo, como el Reino Unido, Baréin, Canadá, Arabia Saudí o Estados Unidos, en avalar el fármaco, del que ha acordado comprar 34.4 millones de dosis.

La doctora Veras Godoy confirmó que el país recibirá un primer paquete para vacunar a 125 mil trabajadores de la salud a partir de la última semana de diciembre y hasta el primer trimestre en Ciudad de México y Coahuila, aunque no hay fecha exacta para que lleguen los biológicos al país.

Sin embargo, reiteró que la idea es que toda la población tenga acceso a la vacuna. «Pero al ser vacunas nuevas no podemos tenerla todo el tiempo y por eso se hará de manera escalonada”, indicó.

No obstante, reiteró que se tiene «garantizada vacuna para toda la población”, aunque se estima que este proceso concluya en marzo de 2022.

En el simulacro participaron elementos de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), y el servicio médico de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Zaira Cornejo, soldado y enfermera, estará a cargo de una de las células de vacunación en el 81 batallón de infantería del Heroico Colegio Militar y dijo sentirse privilegiada por formar parte de este proceso de vacunación.

“Claro que sí, cae sobre nosotros la responsabilidad y la disciplina de mantener la información y la aplicación (de la vacuna)”, afirmó.

Refirió que una de las principales preocupaciones de quienes aplicarán la vacuna es la desinformación y el miedo que ha provocado en la población la rapidez con la que se ha desarrollado la vacuna.

Dijo que la principal prueba es que «personal de enfermería, sanidad y de salud está en primer plano para vacunarnos”.

Además del fármaco de Pfizer, México ha prometido hasta ahora 77.4 millones de dosis de la británica AstraZeneca, 35 millones de la china CanSino y 34.4 millones de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

México suma un millón 289 mil 298 contagios y 116 mil 487 fallecidos desde la llegada de la pandemia al país a finales de febrero pasado.