Pero informó que la vacuna aún no se comercializa en ningún país y tampoco se sabe de alguna empresa mexicana que lo haya solicitado.

El presidente López Obrador insistió esta mañana que el gobierno buscará que la vacuna contra Covid-19 llegue a toda la ciudadanía de manera gratuita. A pesar de eso, dejó claro que no se opondría a que fuera comercializada de manera privada, sin embargo, aseguró que, de momento, en ningún país está siendo comercializada y ninguna empresa mexicana lo ha solicitado.

«Nosotros no nos oponemos a que, el que tengo dinero, tenga la vacuna. Nuestra responsabilidad es que todos, en igualdad de circunstancias, tengan derecho a la vacuna. La salud no es un privilegio, es un derecho», señaló esta mañana de lunes al ser cuestionado al respecto.

Pero el mandatario recordó que en ningún otro país se está comercializando y aseguró que tampoco ninguna empresa mexicana ha solicitado permiso para la importación de las vacunas, «o al menos no sabemos de ninguna empresa que esté haciendo trámites para su compra», dijo.

Lo que sí, es que advirtió que se opondrían si las vacunas que tiene contratadas el gobierno fueran entregadas a algún particular. Aunado a eso, también refirió que aún no hay una producción suficiente.

Un día antes, el presidente anunció que estaban por llegar al país 3 millones de dosis de la farmacéutica CanSino, con la que tienen contratadas 35 millones de dosis, con lo que reforzó el compromiso de que para enero, podría continuar vacunándose al resto de la población, iniciando con los adultos mayores.

Para el presidente, la vacuna china también es una mayor posibilidad de distribución, pues solo se requiere una dosis y no dos, como en el caso de Pfizer.